Artículos publicados en junio, 2012

Un toque de atención a la publicidad dirigida a niños y adolescentes

Miércoles, 27 de junio de 2012

Benjamín Peñas Moyano

Es un hecho incontestable que la publicidad estimula la competencia y la competitividad y fomenta la innovación, lo que repercute de una manera positiva en los consumidores, particularmente incrementando la variedad de opciones y proporcionando información sobre nuevos productos.

Otro aspecto positivo de la publicidad es que puede actuar como un potente catalizador en la lucha contra los estereotipos y los prejuicios basados en el racismo, el sexismo y la xenofobia.

No obstante, ciertas prácticas de publicidad pueden tener una influencia negativa en el mercado y en los consumidores, como ocurre con las prácticas desleales, y también es sabido que la publicidad transmite a menudo mensajes sesgados e incluso despectivos, que llegan a perpetuar los prejuicios estereotipados con respecto a cuestiones de género.

Y todo ello, en el marco de la cada vez mayor importancia del impacto de la evolución de los medios de comunicación en la publicidad, especialmente a través del desarrollo de internet, de las redes sociales, de los foros y los blogs.

El Parlamento Europeo, considerando que deben protegerse de los excesos de la publicidad en particular a aquellas categorías de personas especialmente vulnerables, como los niños, los adolescentes, los ancianos o determinadas personas a las que la situación social ha convertido en vulnerables, por ejemplo, por un endeudamiento excesivo, consideradas como tales por razón de su discapacidad física o mental, su edad o su credulidad, ha dictado la Resolución de 15 de diciembre de 2010, sobre los efectos de la publicidad en el comportamiento de los consumidores (2010/2052 (INI)), publicada en el Diario Oficial de la Unión Europea el pasado 15 de junio de 2012, donde, entre otras cosas, destaca que los niños y los adolescentes son categorías especialmente vulnerables a la publicidad, sobre todo mediante el uso de nuevos medios de comunicación y tecnologías, ya que son muy receptivos y curiosos, faltos de madurez, potencialmente influenciables y tienen un libre arbitrio limitado.

Ante todo ello, y por medio de esa Resolución, el Parlamento Europeo:

  • pide a la Comisión que prepare un análisis detallado del impacto de la publicidad engañosa y agresiva en los consumidores vulnerables, en particular en los niños y adolescentes, y garantice la adecuada aplicación de las normas pertinentes sobre protección de la infancia y la adolescencia;
  • pide también a la Comisión que realice con carácter prioritario un estudio detenido de los efectos sociopsicológicos precisos de la publicidad, a la vista de las técnicas recientemente perfeccionadas que se están desarrollando;
  • insta a los Estados miembros a favorecer una mejor protección de los consumidores vulnerables, como los niños, a alentar a los medios de comunicación a que reduzcan la publicidad televisiva dirigida a los niños en los programas principalmente seguidos por personas de corta edad (como los programas educativos para niños, los dibujos animados, etc.);
  • llama la atención sobre la vulnerabilidad de los consumidores con respecto al mimetismo, que puede conducir a comportamientos inadecuados, violencia, tensiones, decepción, ansiedad, adicciones nocivas (tabaco, o drogas), trastornos alimenticios (anorexia, bulimia) y perturbaciones del equilibrio psíquico; pide al conjunto de las agencias de publicidad y los profesionales de los medios de comunicación que reconsideren la promoción de modelos extremadamente delgados (sean hombres o mujeres), a fin de evitar la propagación de mensajes nocivos sobre la apariencia, las imperfecciones corporales, la edad y el peso, teniendo en cuenta la influencia de la publicidad en niños y jóvenes;
  • pide a la Comisión, a los Estados miembros y a los profesionales de la publicidad que refuercen las actividades de formación y educación como medio para superar los estereotipos, combatir la discriminación y promover la igualdad de género, especialmente desde una edad temprana;
  • y, en fin, pide a la Comisión que desarrolle un programa de la Unión destinado a enseñar a los niños a ser conscientes de los efectos de la publicidad.

Evidentemente, nos congratulamos de la existencia de iniciativas como la expuesta, y esperamos que un tema tan delicado como el apuntado sea siempre tenido en la máxima consideración por las instituciones públicas y los empresarios (anunciantes, agencias de publicidad y medios de difusión). Está en juego una sociedad civil integrada por personas formadas, informadas, tolerantes y respetuosas con los derechos del otro.

Sin categoría

Solvencia II y el deber de información de las entidades aseguradoras

Miércoles, 20 de junio de 2012

María Jesús Peñas Moyano

La Directiva 2009/138/CE, de 25 de noviembre, sobre el seguro de vida, el acceso a la actividad de seguro y de reaseguro conocida como Solvencia II continua con su proceso de transposición al Derecho español, tras el fallido intento del Proyecto de Ley que no pudo salir adelante en la anterior legislatura. Actualmente se trabaja en un Anteproyecto de Ley de Supervisión de Seguros Privados, muy continuista con el anterior, aunque en la materia a la que pretendemos referirnos se han producido cambios en la ubicación, esto es, en la norma que va a recoger esta obligación.

Uno de lo pilares en los que se basa la citada Directiva es profundizar en la obligación de divulgar información por parte de las entidades aseguradoras con el objetivo de contribuir a una mayor transparencia y estabilidad financiera. Esta transparencia informativa alcanzaría un nivel institucional con el objetivo de proporcionar una mayor protección para los asegurados. No en vano, su considerando número 79 afirma que en un mercado interior de seguros, los consumidores pueden elegir entre una gama más amplia y variada de contratos. Al objeto de poder aprovechar plenamente esta diversidad y la intensificación de la competencia, deben reunir toda la información que precisen antes de la celebración del contrato y durante todo el periodo de vigencia del mismo, de forma que puedan elegir el contrato que mejor se adapte a sus necesidades.

Leer más…

Sin categoría

A vueltas con la comercialización de productos bancarios complejos

Miércoles, 13 de junio de 2012

Benjamín Peñas Moyano

En el post anterior (Productos bancario complejos ¿nos fiamos de los bancos?, de 6 de junio de 2012), se hacía mención a una reciente y muy breve sentencia de la Sección segunda de la Audiencia Provincial de Zaragoza, número 206/2012, de 17 de abril. Dediquemos algunas líneas más a la cuestión de los productos financieros complejos y a su comercialización por los intermediarios financieros, incidiendo con más profundidad en los detalles de esa sentencia.

La Audiencia Provincial de Zaragoza conoció de la apelación de una resolución del Juzgado de Primera Instancia número 18 de esa misma ciudad, apelación que fue presentada por Popular Banca Privada S.A., disconforme con el fallo de ésta.

En dicha sentencia se condenaba a dicha entidad bancaria, tras estimar parcialmente la demanda, “a abonar a don Juan Manuel y doña Guillerma la suma de 71.806 euros de principal, más el interés legal desde el 4 de febrero de 2009”.

Los hechos que justificaron el que don Juan Manuel y doña Guillerma, una pareja de ancianos de perfil de inversor netamente conservador y con escasa formación académica, acudieran a los Tribunales de Justicia fueron los siguientes: a través de la celebración de un contrato con Popular Banca Privada S.A., el matrimonio mencionado suscribió el 9 de mayo de 2006 un producto financiero consistente en la adquisición de acciones preferentes de la entidad Kaupthing Bank, cupón nominal 6,25 %.

Leer más…

Sin categoría

Productos bancarios complejos ¿Nos fiamos de los Bancos?

Miércoles, 6 de junio de 2012

 

Celeste Alonso Antón

(Coordinadora del Área Empresa y Contabilidad de Lex Nova)

Fuente: compromiso empresarial

No pretendo en estas breves líneas, y con la que está cayendo, realizar un profundo análisis sobre la naturaleza de las entidades financieras, sobre cómo funcionan, qué responsabilidad tienen en la crisis, si merecen un trato preferente al resto de “negocios” y debemos o no rescatarlas… y todas esas preguntas que en estos días el españolito de a pie se hace frente al televisor. La reflexión de hoy nace de la lectura de la Sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Zaragoza, el pasado 17 de abril, en la que se condena a Popular Banca Privada, S.A., a devolver a un matrimonio de jubilados la cantidad que invirtieron en acciones preferentes de un banco de Islandia (Kaupthig Bank) y que perdieron en esta operación realmente arriesgada, historia que ya nos suena familiar porque el número de pequeños inversores que se han visto enredados en la compra de preferentes no es nada desdeñable.

Y es que cuando nos acercamos a un establecimiento de este tipo con nuestros ahorros, esperamos encontrar a profesionales que nos asesoren sobre el mejor modo de colocarlos para obtener la mayor rentabilidad. Entendemos que en nuestro banco van a considerar nuestra situación personal y económica para poder ofrecernos el producto más adecuado y además van a explicarnos claramente todas las ventajas e inconvenientes de cada producto, los riesgos que asumimos y las ventajas ciertas o previsibles de lo que vamos a contratar.

¿Acaso les parece que estoy siendo excesivamente ilusa? En una noticia de El Mundo del pasado 26 de diciembre, Vicente, uno de los afectados por estas estrategias bancarias dice lo siguiente: “Yo no miré nada. Llevaba desde 2002 en diversos fondos con la CAM. Un día me llamaron del banco en 2006 y me dijeron que me iban a poner el dinero en un nuevo sitio y les di mi autorización por teléfono. Al cabo de unos días fui y firmé. No sabía que no podría retirar el dinero hasta el año 3000″.

Leer más…

Sin categoría