Artículos publicados en enero, 2012

La inducción a error a los consumidores sobre los precios de los productos de un establecimiento como supuesto desleal de venta a pérdida

Miércoles, 25 de enero de 2012

Benjamín Peñas Moyano

La Ley 3/1991, de 10 de enero, de competencia desleal, en su artículo 17, declara la ilicitud de la venta a pérdida únicamente en tres supuestos; por lo tanto, para que se dé la ilicitud de la venta a pérdida por un órgano judicial no bastará con acreditar que existe una venta por debajo del coste de adquisición, reposición o de coste, sino que habrá de demostrarse que concurren las circunstancias que se establecen en alguno de los supuestos tipificados en el apartado 2º de ese artículo 17; en tal sentido, y como se podrá imaginar, la importancia de la prueba practicada es indudable.

De los tres supuestos prohibidos el primero es el que dice que la venta a pérdida será desleal “cuando sea susceptible de inducir a error a los consumidores acerca del nivel de precios de otros productos o servicios del mismo establecimiento. Este supuesto es en realidad un acto de engaño. En tal sentido, si la venta a pérdida se utiliza como un <<señuelo>> para que el posible aspirante a adquirir el producto o servicio ofertado a precio por debajo del coste amplíe su adquisición a otros productos o servicios ofertados al mismo tiempo en ese mismo establecimiento y por el mismo empresario, en la creencia errónea de que dichas prestaciones también constituyen una muy buena oportunidad de compra (ganga), lo que permitirá al empresario que lo que pierde económicamente en unos cuantos productos o servicios utilizados como señuelo por ofertarlos por debajo de su coste lo gane con creces en otros muchos, dicha venta a pérdida constituirá una práctica desleal.

Leer más…

Sin categoría

¿Hasta dónde llega el deber de información de las entidades de crédito?

Viernes, 20 de enero de 2012

María Jesús Peñas Moyano

Los clientes bancarios, seamos considerados o no como consumidores, debemos exigir cada vez más a las entidades de crédito, en particular, reclamando una información clara, suficiente y veraz. Además estas entidades no pueden excusarse en la condición del cliente para no proporcionarla, en el caso de que estamos ante una empresa.

Llevar adelante esta exigencia es lo que nos permite encontramos con resoluciones judiciales como la sentencia de la AudienciaProvincialde Navarra de 5 de diciembre de 2011 que versa sobre un contrato complejo que está dando muchos problemas en la práctica (se trata del contrato gestión de riesgos financieros, entendido como contrato de cobertura de tipos de interés frente a posibles subidas). Esta sentencia se une a los cientos ya dictadas que niegan la validez de determinadas cláusulas cuando la entidad financiera no informe de manera suficiente a quien las suscriba. El paso adelante que se ha dado en este caso es señalar que no basta con suministrar determinada información, sino que dicha información ha de reunir unas determinadas características.

Leer más…

Sin categoría

Apuntes sobre las denominaciones de origen y los intereses en ellas implicados

Miércoles, 11 de enero de 2012

Benjamín Peñas Moyano

Todos hemos oído, y puede incluso que vivido, la importancia que para la vida social, cultural y económica de numerosas zonas rurales de nuestro país tienen, en la actualidad, las denominaciones de origen. Allí donde esa figura se ha implantado se ha derivado un considerable incremento de la renta económica de los agricultores y/o ganaderos, lo que ha favorecido el asentamiento de la población en el medio rural afectado por la denominación de origen. Castilla y León en concreto, con denominaciones de origen tales como la del jamón de Guijuelo, las judías del Barco de Ávila, o los vinos de la Ribera del Duero, Toro, Bierzo, Cigales o Rueda, entre otras varias, constituye un territorio en el que los efectos de la utilización de esa figura de la denominación de origen para la revitalización de muchos de sus pueblos y comarcas han sido especialmente perceptibles.

Pero, no son las mencionadas las únicas bondades que pueden derivarse de la operatividad de las denominaciones de origen, pues además no hay que dejar de señalar que esa figura puede servir también, convenientemente utilizada, para satisfacer la creciente demanda del mercado de productos con un origen geográfico determinado.

La denominación de origen es un signo distintivo, pero muy especial, pues con la misma se produce la identificación por parte de un conjunto de empresarios de determinados productos, caracterizados por proceder de una concreta zona geográfica, por una específica calidad y por unas determinadas características; la denominación de origen permite diferenciar esos productos de otros idénticos o similares, otorgándoles además una señal de calidad y buen hacer, y de ese modo atraer y conservar a la clientela.

Leer más…

Sin categoría

Rebajas…¡qué pereza!

Miércoles, 4 de enero de 2012

Juan José Alonso Bezos

(Responsable de producto del Área de

Derecho Mercantil de Lex Nova)

Ya están aquí las rebajas y, como cada año por estas fechas, empezamos a escuchar en los medios todo tipo de recomendaciones o advertencias para evitar, de un lado, un consumo innecesario o desmedido y, de otro, una merma en nuestros derechos como consumidores.

Son las asociaciones de consumidores las que se apresuran a recordarnos una serie de pautas sobre cómo debemos “actuar” en rebajas, pautas de sobra conocidas pero que yo calificaría como imprescindibles, de esas que nunca está de más volver a escuchar. Por este motivo, predicaré con el ejemplo incidiendo en tales recomendaciones para que las tengamos presentes…al menos una vez más.

Leer más…

Sin categoría