Artículos publicados en diciembre, 2011

Y ahora… participaciones preferentes

Miércoles, 21 de diciembre de 2011

María Jesús Peñas Moyano

Según el glosario puesto a disposición por la web de la CNMV, en su portal Finanzas para todos se entiende por participaciones preferentes:

Activos que presentan características de los valores de renta fija y de los de renta variable. Sus titulares tienen derecho a percibir todos los años una cantidad predeterminada, siempre que existan suficientes beneficios en la sociedad. No otorgan derecho de asistencia a juntas generales ni derecho al voto. Son perpetuas, aunque el emisor puede acordar su amortización una vez transcurridos cinco años desde su emisión. Se negocian en el mercado AIAF de renta fija. En caso de liquidación de la compañía emisora, los inversores que tienen participaciones preferentes son casi los últimos en cobrar, sólo por delante de los accionistas.

De la lectura no se deduce en momento alguno que se trate de un valor realmente atractivo y, sin embargo, esta deuda subordinada se ha emitido y se ha comprado por inversores particulares.

Leer más…

Sin categoría

La nueva Directiva 2011/83/UE sobre derechos de los consumidores en los contratos negociados fuera de los establecimientos mercantiles y en materia de contratos a distancia

Miércoles, 14 de diciembre de 2011

Benjamín Peñas Moyano

Es un hecho constatado que en el seno de la Unión Europea no es convenientemente aprovechado ni el potencial de las ventas a distancia transfronterizas ni el de los contratos negociados fuera de los establecimientos mercantiles (venta directa), lo que resulta paradójico porque ambos sectores deberían constituir dos de los principales resultados tangibles del mercado interior. Si se compara con el crecimiento nacional durante los últimos años de las ventas por Internet y de la venta directa, tanto el crecimiento de las ventas a distancia transfronterizas como el de las ventas directas realizadas a escala nacional, han sido limitados.

Entre los diversos factores que han contribuido a esa limitación, sin duda destaca la existencia de diferentes normas nacionales de protección de los consumidores impuestas a las empresas en la Unión Europea. Esa disparidad aumenta los costes de cumplimiento para los comerciantes que desean realizar ventas de bienes transfronterizas o prestar servicios transfronterizos y, por lo que respecta a los consumidores, la fragmentación desproporcionada de la normativa también afecta a su confianza en el mercado interior.

Leer más…

Sin categoría

El negocio de las comisiones bancarias

Miércoles, 7 de diciembre de 2011

María Jesús Peñas Moyano

No es solo la crisis económica, la falta de liquidez y la huida de los depósitos bancarios hacia otras alternativas de inversión como la deuda pública, sino también los cambios normativos que se han ido produciendo en el sector los que han producido un importante encarecimiento de las comisiones bancarias: el precio que cobran las entidades de crédito por prestar sus ciertos servicios financieros, donde no hay concesión ni captación de crédito.

Esta circunstancia se pone especialmente de manifiesto en los servicios de pago regulados en la Ley 16/2009, de 13 de noviembre, desarrollada por la Orden EHA 1608/2010, de 14 de junio, en vigor desde el 8 de julio de este año. Las comisiones bancarias ya no se regulan, en consecuencia, por la Orden de 12 de diciembre de 1989, derogada en parte por la Orden de 2010 y de modo definitivo por la reciente Orden EHA 2899/2011, de 28 de octubre, de transparencia y protección del cliente de servicios financieros, que entrará en vigor a los seis meses de su publicación en el BOE, el 29 de abril de 2012.

A estos efectos, para los servicios de pago y desde la fecha señalada, 8 de julio de 2010, las entidades no están obligadas a incluir en sus folletos de tarifas comisiones para los servicios de pagos que prestan, ya que la información es individual para cada cliente y previa a la realización de la operación y, caso de que voluntaria y libremente decidan informar sobre ellas en sus folletos, dichas comisiones pueden tener o no el carácter de máximas así como aplicarse a todo tipo de clientes o bien a sólo una categoría de ellos. Así informa de la situación el propio Banco de España a través de su página web. A esta entidad le corresponde controlar que las comisiones cobradas por las entidades respondan a los servicios efectivamente prestados y que no haya duplicidades, pero sus competencias no van más allá. Las entidades de crédito no están obligadas a proporcionar datos sobre las comisiones efectivamente cobradas, salvo al cliente individual.

La Orden EHA 2899/2011, de 8 de octubre incluso ha modificado la Orden EHA 1608/2011, de 14 de junio para incluir la misma estructura informativa a efectos de gastos adicionales que puedan surgir en relación con la prestación de un servicio de pago. De este modo, el artículo 4.2 de la Orden de 2010 ha quedado redactado de la siguiente manera:

 Cuando a efectos de la utilización de un instrumento de pago determinado, el proveedor de servicios de pago o un tercero exija el pago de un gasto adicional, informará de ello al usuario de servicios de pago antes de iniciarse la operación de pago…

Si tenemos en cuenta que entre los denominados servicios de pago se encuentran las transferencias, el mantenimiento y administración de cuentas, la emisión y renovación de tarjetas bancarias, la disposición de efectivo en ventanilla o cajero, las órdenes de domiciliación bancarias o la gestión de recibos domiciliados, servicios utilizados por el común de los mortales, y que existe libertad para las entidades a la hora de establecer las comisiones que se cobran por ellos, con el único límite de comunicar con anterioridad al cliente su cuantía, no es de extrañar como en el último año ha podido constatarse un incremento generalizado en todos los ámbitos. Por ello, una vez más, nos resta apelar al sentido común del cliente bancario, para que elijan  trabajar con unas entidades que apliquen a los servicios que presten unos precios razonables. Aquí es donde nosotros consideramos que puede estar el negocio de las comisiones bancarias.

Sin categoría